1. Inicio
  2. Boletín
  3. Boletín Nº 5
  4. El rol de los líderes en el uso de datos

El rol de los líderes en el uso de datos

Publicado en: Boletín Nº 5

En el contexto de la evaluación formativa -en que la evaluación está estrechamente relacionada a la mejora y toma de decisiones pedagógicas, y en que los datos no van asociados a comparaciones ni rankings-, los líderes tienen un rol central en crear condiciones para el desarrollo de una cultura de evaluación para el aprendizaje.

La importancia del tema, tal como señala Bellei et al. (2015), radica en que las escuelas que mejoran o sostienen su efectividad en el tiempo tienen una fuerte cultura de la evaluación en que se monitorea, permanentemente, el cumplimiento de metas y los líderes conocen, acompañan y retroalimentan lo que ocurre en el aula.

En este sentido, el rol de líderes como directores y jefes de Unidades Técnico Pedagógicas es facilitar el uso de datos, modelándolo, fomentando estructuras de trabajo adecuadas y proveyendo espacios de desarrollo profesional relacionados al tema. Leithwood, Harris, & Hopkins (2019) plantean que el liderazgo escolar es el segundo factor que determina el aprendizaje de los estudiantes, luego de la enseñanza en el aula. El liderazgo posee características que permiten que se desarrolle una organización escolar, influyendo positivamente en la calidad de la enseñanza y el aprendizaje.

El liderazgo dentro de las escuelas es un factor determinante para implementar mejoras, tanto a nivel de aprendizaje de los estudiantes como a nivel de gestión de la organización (Mineduc, 2015). Dado lo anterior, es fundamental generar y utilizar los datos de manera correcta para que, así, se conviertan en información útil para el mejor funcionamiento y resultado de las escuelas.

En la primera dimensión, relacionada con procesos de enseñanza y aprendizaje, los datos son fundamentales para tomar decisiones que ayuden a la implementación del currículum y los resultados de aprendizaje de los estudiantes (Mineduc, 2015; Parra y Matus, 2016). Manejar estos datos permite elegir focos, detectar fortalezas y debilidades, y realizar un seguimiento al proceso de enseñanza-aprendizaje de los estudiantes

Del mismo modo, una gestión educativa eficiente involucra la recolección y el análisis de información de procesos internos y externos. Estos datos permiten tomar decisiones estratégicas sobre el proyecto educativo del establecimiento, su plan de mejoramiento educativo y el monitoreo de la gestión interna (Mineduc, 2015), entregando información para realizar cambios, diagnosticando cómo vamos y monitoreando las mejoras.

¿Por qué es relevante el liderazgo en el uso de datos y toma de decisiones? Un buen líder le da intención a la búsqueda y uso de datos, además de proveer un contexto en esta información hace sentido a la organización (Schildkamp, 2019). Algunas de acciones que definen un buen liderazgo en el uso de datos son:

  • Fijar metas con foco en el aprendizaje, ya que los datos no tienen sentido sin una meta clara a la cual responder. Esto requiere que se dialoguen diversas posturas y actores para tener un horizonte claro al cual mirar (Schildkamp, 2019).
  • Crear condiciones para el uso de datos, que permitan un buen uso de estos. Para propiciar este ambiente es necesario generar instancias para el análisis de datos, buscar los instrumentos necesarios, consolidar redes para la gestión de la información e incentivar la reflexión en torno a esos datos. Además, es relevante considerar las expectativas (Anderson, Leithwood & Strauss, 2010).
  • Emplear un estilo de liderazgo que permita los desacuerdos y que genere un balance entre reuniones de trabajo estructuradas y flexibles. Mucha estructura reprime la discusión y una escasa guía para el diálogo puede perder el foco.
  • Promover el desarrollo profesional docente y el trabajo colaborativo, que convertirá la información en insumos para la formación y la acción.
  • Generar alianzas con externos que permitan el desarrollo de reflexiones y pongan a disposición de la escuela datos que sean importantes y posibles de usar (Parra y Matus, 2016).

Y ¿qué datos se pueden usar? Líderes educativos (2017) sugiere usar estos tipos de datos:

  • De procesos escolares: involucra toda la información que se relaciona con el quehacer de la escuela. Se utiliza para identificar cómo se hacen las cosas.
  • Aprendizajes: incluye toda la información sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje, ya sea de origen interno o externo al establecimiento. Se incluyen rendimientos, notas, evaluaciones formativas o pruebas estandarizadas como SIMCE o SEPA.
  • Percepciones: se relaciona con los valores, creencias y opiniones de los actores que pertenecen a la comunidad educativa.

Al contar con esta información es posible realizar triangulaciones de datos que permiten entender diferentes dimensiones y resolver diversas preguntas. De esta manera, los datos adquieren sentido y construyen respuestas, permitiendo un análisis que fomente la mejora de la escuela, que es el objetivo final de cualquier intervención.

 


Referencias:
  • Anderson, S., Leithwood, K., & Strauss, T. (2010). Leading data use in schools: Organizational conditions and practices at the school and district levels. Leadership and Policy in Schools, 3(9), 292-327. http://dx.doi.org/10.1080/15700761003731492
  • Chile, Ministerio de Educación (2015). Marco para la Buena Dirección y Liderazgo escolar. Recuperado de: http://liderazgoescolar.mineduc.cl/wp-content/uploads/sites/55/2016/04/MBDLE_2015.pdf
  • Kim Schildkamp (2019). Data-based decision-making for school improvement: Research insights and gaps, Educational Research. doi: https://doi.org/10.1080/00131881.2019.1625716
  • Leithwood, K., Harris, A., & Hopkins, D. (2019). Seven strong claims about successful school leadership revisited. School Leadership & Management, 1-18.
  • Parra, V. & Matus, G. (2016). Uso de datos y mejora escolar: una aproximación a los sentidos y prácticas educativas subyacentes a los procesos de toma de decisiones. Calidad en la educación, 45, pp. 207-250. doi: : http://dx.doi.org/10.4067/S0718-45652016000200007
  • Zoro, B. (2017). Guía Práctica: Modelo para el uso integral de datos para gestionar la mejora escolar. Recuperado de: https://www.lidereseducativos.cl/wp-content/uploads/2017/07/Lideres-Educativos-Consejos-educativos-13.pdf
Menú